Una copa al día para la salud

Los beneficios para la salud del vino tinto incluyen reducción del colesterol y un menor riesgo de enfermedad cardíaca. La dieta mediterránea saludable para el corazón, que enfatiza el uso de aceite de oliva en lugar de otras grasas, incluye una cantidad moderada de vino tinto cada día.

1702salud-y-vinoLa piel de la uva, el hollejo, es la parte de la fruta que es rica en antioxidantes. Se cree que los antioxidantes tienen efectos antienvejecimiento al proteger el cuerpo de los radicales libres, que deterioran las células. Los antioxidantes también ayudan a reducir el daño a las arterias elevando los niveles de colesterol HDL de la sangre, también conocido como el «buen colesterol» que contribuye a la salud cardiovascular.

El antioxidante que da los beneficios para la salud del vino tinto se llama resveratrol. El resveratrol es un tipo de polifenol que protege los vasos sanguíneos dentro del corazón. Resveratrol también se encuentra en los arándanos y los cacahuetes, aunque la concentración del compuesto es mucho mayor en el vino tinto. La mayoría del resveratrol está en las pieles de la uva, pero hay más resveratrol por volumen en vino rojo que hay en uvas crudas. Debido a que el vino blanco se hace sin pieles de uva, el contenido de resveratrol es mucho menor.

Otros beneficios para la salud del vino tinto vienen de un tipo de antioxidantes llamados flavonoides Los flavonoides son el compuesto en las frutas y verduras que les dan su sabor. Los flavonoides ayudan a prevenir los coágulos sanguíneos y apoyan una buena circulación. Estos antioxidantes se encuentran en cantidades menores en la cerveza y el vino blanco, así como naranjas, té, manzanas y cebollas.

A finales del siglo XX, la noción de la llamada «paradoja francesa» llevó a los investigadores de la salud a investigar los beneficios del vino tinto. La paradoja francesa se refiere al estilo de vida del sur de Francia, que implica poco ejercicio, el consumo de tabaco y una dieta rica en grasas animales y carbohidratos. Sin embargo, la tasa de obesidad y enfermedad cardíaca en esta región está entre las más bajas del mundo. Algunas investigaciones sugieren que los beneficios del vino tinto en cantidades moderadas pueden contribuir a esta aparente anomalía.

Las autoridades del corazón advierten que el consumo de alcohol conduce a otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas, hipertensión arterial y enfermedad hepática. Para obtener los beneficios para la salud del vino tinto y reducir al mínimo los riesgos, beba sólo una pequeña cantidad diaria. Los hombres no deben beber más de dos vasos de vino de 4 onzas (118 ml) cada día. Las mujeres deben limitarse a un vaso diario