Tapones de botellas

Los tapones de vino van desde corcho sin adornos hasta corcho con adornos en la parte superior a tapones hechos de otros materiales como vidrio, cromo, madera, cerámica y acero inoxidable. Todos los tapones de vino, ya sean platos o decorativos, deben sellar bien la botella de vino para evitar la oxidación y el deterioro. Buenas tapas de vino como las variedades de sellado al vacío pueden conservar el vino abierto y el champán por hasta una semana o más.

Las tapas del vino del vacío trabajan con un tanque del vacío que guarda un sello del vacío de la explotación. Una bomba de vacío está conectada al tanque de vacío y la bomba disminuye la presión en el tanque de vacío para formar el sello. Una línea de vacío y una válvula conectadas a una cabeza de válvula entran en contacto con el tapón y la botella. Se retira aire de la botella y el tapón bloquea cualquier aire que llegue a la botella. Algunos tapones de vino de vacío le permiten saber cuando el sello se completa mediante la producción de sonidos de clic, ya que demasiado de un vacío realmente puede arruinar el vino.

Muchos tipos de tapones de vino de diseño se pueden encontrar en tiendas o en línea y hacen excelentes regalos. Por ejemplo, Mikasa hace tapones de vino de corazón coronado de cristal que son perfectos para aniversarios y tapones de vino hechos de vidrio de Murano con patrón son coloridos y hermosos. Tapones de vino también están disponibles en conjuntos de regalo en caja y muchos de ellos son de acero inoxidable elegante o cromado con o sin acentos de madera pulida. Los tapones de vino de novedad de cerámica incluyen figuras de Santa Claus y muñeco de nieve, así como motivos tales como pelotas de golf o rosas. Los tapones de vino con tapa de estaño son a menudo formados como uvas o figuras humanas y animales.

Algunos tapones de vino decorativos incluyen una cadena unida desde la parte superior del tapón a un anillo que se ajusta alrededor del cuello de la botella. Otros tapones de vino pueden tener tapas en forma de cabezas de animales o formas geométricas. Muchas tapas acrílicas del tapón del vino parecen el vidrio esmerilado y están a menudo en formas coloridas tales como corazones rojos, delfínes azules, y estrellas del oro. Algunos tapones de vino se hacen completamente de metal, mientras que la mayoría tienen bases de corcho y diversos materiales en las partes superiores.

Alrededor del 70% de todas las botellas de vino utilizan hoy tapones de corcho. Los tapones de corcho se consideran una buena opción ecológica, ya que los alcornoques, cultivados principalmente en España y Portugal, necesitan ser cosechados para sobrevivir. Algunos fabricantes de vinos han cambiado a las tapas de rosca de plástico para ahorrar dinero en la importación de tapones de vino de corcho.