Decantar un vino

Decantar un vino tinto puede parecer una cosa muy elegante y algo intimidante a emprender y hacer bien, pero elegir el decanter derecho del vino puede hacer el proceso simple aprender. Una jarra de vino tinto ni siquiera tiene que ser un recipiente específicamente etiquetado como una jarra, ya veces los mejores son los seleccionados para acentuar la decoración del hogar existente. Selección de la forma adecuada y recipiente de color puede dar lugar a mayor disfrute de muchas botellas de vino.

La primera cosa a considerar es la forma de la jarra de vino tinto. El vaso debe tener un cuello largo y estrecho y una base ancha. La boca de la jarra no debe ser tan estrecha como para hacer verter el vino en ella difícil, pero si es un vaso de boca ancha, el cuello debe ser más pequeño que la abertura. El cuerpo de la jarra debe ser ancho; Asegúrese de que es lo suficientemente grande como para sostener todo el vino en el cuerpo. Cuando la botella ha sido vaciada en la jarra, no debe haber vino en el cuello.

El material de la jarra de vino tinto está hecho de también es importante. La mayoría están hechos de vidrio, pero la claridad es vital. Si el decantador está hecho de algún tipo de cristal decorativo que distorsiona la vista del vino, esto puede hacer difícil examinar el vino para la claridad. La decantación puede ayudar a sacar los residuos de la botella; Mientras se vierte en un decantador transparente, la transferencia del vino puede detenerse tan pronto como el residuo empieza a ser vertido. Ser capaz de ver la claridad del vino es clave, por lo que el decantador debe estar hecho de un material claro en lugar de vidrio de color o de cristal.

El cuello de la jarra también debe ser claro y sin obstrucciones por el diseño o la decoración. Esto, y la adición de una fuente de luz detrás del decantador de vino tinto, hará que sea fácil ver cualquier sedimento en el vino. Algunos decantadores nuevos incluso tienen una pantalla construida adentro para coger cualquier del residuo que pudo ser vertido fuera de la botella. Las botellas deben dejarse en posición vertical por lo menos un día antes de ser decantadas, lo que permitirá que cualquier residuo se asiente en el fondo.

Un decantador de vino tinto puede ser de cristal o vidrio, y la delicadeza del recipiente es una cuestión de preferencia personal. La forma de la jarra puede hacer que sea difícil de limpiar, un paso que es vital para preservar la integridad de cada botella individual de vino. Asegúrese de que el decantador es fácil de sostener y tiene una base resistente puede hacer este paso crucial mucho más fácil.